Iglesia De Cristo VIVE

2855 University Avenue, apt. LB, Bronx, NY 10468

Sección de Estudios - ¿Salvo sin bautismo?

                                PortalReportesDirectorio de fotosSugerenciasContáctanosNuestra Historia
Nuestros Servicios
Estudios
Eventos
Noticias
Acceso/Login
Pida la oración
Alabanzas

Sitios en el internet que vas a nesecitar:

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¿Salvo?…….. ¿Sin ser bautizado?

  • ¿Qué es el bautismo?, y ¿Qué obtenemos con este?
  • ¿Cómo se realiza el bautismo que Cristo ordenó? ¿Sumersión o asperción (rociamiento de agua)?
  • ¿Puede una persona salvar su alma sin ser bautizada?
  • ¿Nos hace miembros de una congregación el bautismo?
  • ¿Es necesario esperar un período de tiempo (tres, seis meses) para bautizarse?
  • ¿Es suficiente creer en Jesús para salvarse?

A continuación daré la respuesta a estas y otras preguntas acerca del bautismo que Cristo ordenó a todo hombre.

En las iglesias de nuestros tiempos es muy común escuchar que la salvación se alcanza sin bautizarse.  Se enseña que el bautismo es simplemente un acto simbólico y secundario, el cual se puede realizar más luego.  Es por esto que vemos iglesias bautizando a grupos de personas cada tres o seis meses, o dentro del tiempo que ha fijado el pastor. 

Estos conceptos son erróneos.  El bautismo que Cristo ordenó nos salva y debe ser realizado enseguida la persona acepta a Cristo, o sea, cuando decide seguir a Cristo, entregar su vida a El.  Esto debemos enseñar, pero para responder a las preguntas que puedes tener ahora, por favor, continúa leyendo este estudio.  Te será de edificación........... 

¿Qué es el bautismo?, y ¿Qué obtenemos con este?

La biblia nos enseña que el bautismo es el acto de sumersión de todo el cuerpo en agua, por el cual, haciéndose como Cristo lo ordenó, con arrepentimiento de pecados y la creencia y confesión de Cristo como Señor y Salvador, el creyente:

·         Lava sus pecados - Hechos 22:16

·         Obtiene perdón de pecados - Hechos 2:38

·         Empieza una nueva vida con Cristo Jesús - Romanos 6:3,4, 1 Pedro 3:21, Colosenses 2:12

·         Obtiene la salvación del alma - Juan 3:4-5, Marcos 16:16

Como puede ver, en base a los versículos anteriores, el bautismo no es cualquier cosa, sino que es parte esencial de la salvación del alma, y sin este no hay salvación (Juan 3:4-5).  Esto nos dice el Señor.

 ¿Cómo se realiza el bautismo que Cristo ordenó?  ¿Sumersión, rociar o arrojar agua sobre la cabeza?

El bautismo ordenado para todas las iglesias de Cristo es el bautismo por inmersión, o sea, ser sumergido en agua completamente.  Esto es lo que nos deja dicho las siguientes citas bíblicas:

Romanos 6:3,4

"¿O no sabéis que todos los que hemos sido bautizados en Cristo Jesús, hemos sido bautizados en su muerte? Porque somos sepultados juntamente con él para muerte por el bautismo, a fin de que como Cristo resucitó de los muertos por la gloria del Padre, así también nosotros andemos en vida nueva."

Colosenses 2:12
Con él fuisteis sepultados en el bautismo, y en él fuisteis también resucitados por la fe en el poder de Dios que lo levantó de los muertos.

Cuando se practicaban bautismos en los primeros tiempos de la iglesia, estos se realizaban muchísimas veces en ríos, lo que denota el uso de mucha agua y de la sumersión misma.  Simplemente no podía ser un pequeño contenedor o recipiente de donde se podía sacar agua para rociar, o mojar la cabeza del que se “bautizaba”.  De ser un pequeño contenedor o recipiente, no habría sido necesario ir a ningún río para realizar el bautismo y los antiguos hermanos simplemente hubieran tenido que andar con cántaros de agua.

Marcos 1:9

Aconteció en aquellos días que Jesús vino de Nazaret de Galilea, y fue bautizado por Juan en el Jordán.

El bautismo por rociamiento, o el mojar la cabeza, también conocido como bautismo por aspersión, como se hace con los niños o bebés en muchos lugares, no es bíblico.  Jesús nunca mandó semejante forma de bautismo.  La biblia, en ninguna parte manda la aspersión.

Dado que no está en nuestra guía, la Biblia, dado que Jesús no lo ordenó, ni dio ejemplo de este, y que Jesús ya ha dado a su iglesia una forma de bautismo (por sepultura en agua), el bautismo por rociamiento, o el derramar agua en la cabeza, resulta ser simplemente mandamiento de hombre. 

Además, los bebés no deben ser rociados, o recibir una pequeña corriente de agua en la cabeza puesto que ellos no tienen pecado (Este punto merece un estudio aparte).  Tenga presente que esto del pecado original no existe y es simplemente una mala interpretación de la Palabra.

Aunque este es otro tema, y no lo voy a desarrollar en este estudio, le dejo con esta referencia bíblica:

Ezequiel 18:4, 19-20
4 He aquí que todas las almas son mías: como el alma del padre, así el alma del hijo es mía. El alma que peque esa morirá.

19 »Y si preguntáis: "¿Por qué el hijo no llevará el pecado de su padre?" Pues porque el hijo actuó conforme al derecho y la justicia, guardó todos mis estatutos y los cumplió, de cierto vivirá.

20 El alma que peque, esa morirá. El hijo no llevará el pecado del padre ni el padre llevará el pecado del hijo; la justicia del justo recaerá sobre el justo y la impiedad del impío recaerá sobre el impío.

¿Puede una persona salvar su alma sin ser bautizada?

No.  La repuesta es simplemente no.  Contrario a lo que muchos predican y enseñan en cuanto a esta pregunta, Cristo habló de la necesidad de bautizarse para la salvación del alma.  Así también hicieron sus discípulos.

Juan 3:4-5

4 Nicodemo le preguntó:

¿Cómo puede un hombre nacer siendo viejo? ¿Puede acaso entrar por segunda vez en el vientre de su madre y nacer?

5 Respondió Jesús:

 De cierto, de cierto te digo que el que no nace de agua y del Espíritu no puede entrar en el reino de Dios.

1 Pedro 3:21

"El bautismo que corresponde a esto ahora nos salva (no quitando las inmundicias de la carne, sino como la aspiración de una buena conciencia hacia Dios) por la resurrección de Jesucristo."

Marcos 16:16

"El que crea y sea bautizado será salvo; pero el que no crea será condenado."

¿Es suficiente creer en Jesús para salvarse?

Algunos dirían: “Pero la Biblia dice que “el que creyere será salvo” y por esto creemos que con que tú creas es suficiente, tú te salvas” Romanos 10:9

El creer es solamente uno de los pasos a dar para la salvación del alma.  No podemos enseñar que con creer solamente uno se salva.  Esto es completamente erróneo!  La palabra dice:

Santiago 2:19
Tú crees que Dios es uno; bien haces. También los demonios creen, y tiemblan.

Amigo/hermano, los demonios creen y saben quien es Dios, pero el creer no les salva, como tampoco a los hombres.  El creer es insuficiente, por esto es que dice antes, en el versículo 17:

Santiago 2:17

 “Así también la fe, si no tiene obras, está completamente muerta.”

Dios quiere que acompañemos nuestra creencia en El de obras, acciones, y una de estas acciones comienza con el bautismo, como ejemplo de obedecer sus mandamientos.

Entonces el simplemente creer, y levantar la mano como señal de aceptación, como se hace y enseña en muchos lugares, es simplemente insuficiente para la salvación.

También dirían: Pero la Biblia dice que “todo el que invocare su nombre será salvo!” Romanos 10:13

Es verdad que la Biblia dice esto, pero no podemos enseñar que sólo el invocar salvará a nadie.  Lo que sucede es que muchos toman las escrituras de forma parcial o leen por partes.  Se aprende que tal versículo dice tal cosa pero no se estudian los versículos anteriores y posteriores para ver lo que en verdad se quiso manifestar con X versículo.  En cuanto a invocar, la palabra también dice:

Lucas 7:21

No todo el que me dice: "¡Señor, Señor!", entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos.

Por lo tanto el simplemente invocar a Cristo también es insuficiente!  Nuevamente, el invocar a Cristo o “Su Nombre” como dice la palabra, es uno de los pasos a dar para la salvación del alma.  El invocar tiene que ver con reconocer la grandeza de Cristo o quién es El y podemos ver que muchísimas personas no tienen problemas en reconocerle, especialmente cuando hay problemas.  Esto, por si solo, no garantiza la salvación de nadie.

Alguien entonces diría: Te daré algunos ejemplos bíblicos para que veas que el bautismo no es necesario para la salvación.

1- ) Lucas 23:39-43 El ladrón en la cruz no tuvo que bautizarse y sin embargo Cristo le dijo: De cierto te digo que hoy estarás conmigo en el paraíso!

Explicación: El ladrón creyó en Jesús, y esto tuvo que ver con su salvación, pero no solo este creer.  Jesús, en su misericordia infinita le salvó en ese mismo momento sin pedir de este alguna otra acción.  Claro, no era posible bajar al ladrón de la cruz para realizar un bautismo.  Jesús entendía esto.

Simplemente se cumple lo siguiente:

Romanos 9:15

Pues a Moisés dice: «Tendré misericordia del que yo tenga misericordia y me compadeceré del que yo me compadezca».

Habrá momentos en los que Dios perdonará a algunos o muchos el no haber cumplido con sus mandamientos.  Como por ejemplo, cuando una persona está en sus últimos minutos de vida y se arrepiente de corazón, y entrega su alma a Dios, puede que Dios simplemente tenga misericordia de esta y le conceda la vida eterna.

Ahora, no podemos descansar solo en la misericordia de Dios ………………………. vivir como queramos en el mundo o si somos cristianos, un cristianismo pobre, mediocre, sin cumplir los mandamientos de Cristo, y entonces esperar que El nos salve porque El es misericordioso.

Recordemos:   Santiago 2:17

 “Así también la fe, si no tiene obras, está completamente muerta.”

Recordemos que Dios nos manda a ser obedientes, a cumplir sus mandamientos, especialmente el del bautismo.  Por esto siempre tuvo Jesús confrontaciones con los fariseos, porque aunque estos creían en Dios, no cumplían con los mandamientos de Este.

La palabra es clara en cuanto a lo que uno tiene que hacer para salvar el alma dando una serie de pasos que incluyen el bautismo y sin el cual nadie puede esperar salvarse, al menos que en ese día Dios tenga misericordia y no tome en cuenta la gran falta de ignorar sus mandamientos.

¿Nos hace miembros de una congregación el bautismo?

No.  Algunos que ignoran el verdadero significado del bautismo creen que la persona se bautiza para hacerse miembros de su congregación o “su iglesia” (entiéndase “su iglesia” por congregación local, grupo de personas que se reúnen en X sitio).

La palabra no enseña esto.  Más bien, nos bautizamos para lavar nuestros pecados (Hechos 22:16), u obtener perdón de estos (Hechos 2:38).  Desde este día empezamos una nueva vida en Cristo Jesús.  Favor ver la definición de bautismo al comienzo de este estudio (página 1).

Ahora, a través del bautismo sí somos añadidos al cuerpo de Cristo o a la Iglesia De Cristo (entiéndase “la Iglesia De Cristo” por la iglesia de Cristo universal, compuesta por todos los salvos en todo el mundo o creación de Dios).

¿Es necesario esperar un período de tiempo (tres, seis meses) para bautizarse?

No. 

El pastor, ministro o predicador que enseña semejante cosa comete un grave error, incluso podría llevarse o bloquear la bendición que recibiría un nuevo creyente.  Esta bendición incluye la misma salvación, y el experimentar tan hermosa experiencia como la de nacer de nuevo por medio al bautismo (Juan 3:4-5), así como la oportunidad de sellar la entrega a Dios con este acto.

¿Cómo te sentirías tú si aquella persona, a quien tú le pospusiste el bautismo, muere dos días más tarde?, ¿Esperas tú que Dios simplemente entienda tu objetivo cuando El ya te ha dado instrucciones claras en cuanto a lo que debe hacerse?, o simplemente dirás: Dios sabe que ella le había aceptado, y creído en El!

Muchos que promueven esta idea de esperar varios meses hasta que llegue la fecha cuando tal grupo va a ser bautizado, lo hacen porque supuestamente el creyente no está listo y necesita ser doctrinado.

La realidad es que no encontramos semejante cosa en las escrituras.  Al contrario, los ejemplos que encontramos en ellas nos muestran que el creyente se bautizaba enseguida cumpliera con creer en el Señor, arrepintiéndose de sus pecados, y confesando a Jesús como su Salvador y Señor.

Vea por usted mismo lo que sucedía cuando la gente recibía el evangelio de Cristo:

Conversión del Eunuco - Hechos 8:26-40

 26    Un ángel del Señor le dijo a Felipe: "Ponte en marcha hacia el sur, por el camino del desierto que baja de Jerusalén a Gaza."

 27    Felipe emprendió el viaje, y resulta que se encontró con un etíope eunuco, alto funcionario encargado de todo el tesoro de la candace, reina de los etíopes. Éste había ido a Jerusalén para adorar

  28    y, en el viaje de regreso a su país, iba sentado en su carro, leyendo el libro del profeta Isaías.

 29    El Espíritu le dijo a Felipe: "Acércate y júntate a ese carro."

 30    Felipe se acercó de prisa al carro y, al oír que el hombre leía al profeta Isaías, le preguntó: --¿Acaso entiende usted lo que está leyendo?

 31    --¿Y cómo voy a entenderlo --contestó-- si nadie me lo explica? Así que invitó a Felipe a subir y sentarse con él.

 32    El pasaje de la Escritura que estaba leyendo era el siguiente: "Como oveja fue llevado al matadero; y como cordero que permanece mudo ante su trasquilador, no abrió la boca.

 33    Lo humillaron y no le hicieron justicia. ¿Quién describirá su descendencia? Porque su vida fue arrancada de la tierra."*

 34--  Dígame usted, por favor, ¿de quién habla aquí el profeta, de sí mismo o de algún otro? --le preguntó el eunuco a Felipe.

 35    Entonces Felipe, comenzando con ese mismo pasaje de la Escritura, le anunció las buenas nuevas acerca de Jesús.

 36    Mientras iban por el camino, llegaron a un lugar donde había agua, y dijo el eunuco: --Mire usted, aquí hay agua. ¿Qué impide que yo sea bautizado?*

 38    Entonces mandó parar el carro, y ambos bajaron al agua, y Felipe lo bautizó.

 39    Cuando subieron del agua, el Espíritu del Señor se llevó de repente a Felipe. El eunuco no volvió a verlo, pero siguió alegre su camino.

 40    En cuanto a Felipe, apareció en Azoto, y se fue predicando el evangelio en todos los pueblos hasta que llegó a Cesárea.

Observe usted que el Eunuco no entendía lo que leía.  Dios le envió a Felipe quien le explicó el pasaje que él leía.  A través de esta explicación Felipe anunció al Eunuco de Jesús, de todo lo que sufrió, y de su plan de salvación (que incluye el bautismo).  Entonces entendiéndolo el Eunuco aceptó a Cristo y, parando el carro, se bautizó ese mismo día.

Un siervo de Dios le explicó en un rato de su viaje por aquel camino la salvación que Cristo ofrece.  No tuvo que esperar un mes, ni dos o tres para bautizarse.  No tuvo que esperar tres meses para obtener todo el conocimiento de un cristiano maduro, más bien exclamó el eunuco:” ¿Aquí hay agua, que impide que yo sea bautizado??”.  O sea, ¿Por qué esperar?, hagámoslo de una vez…. Quiero ser limpio y salvo!!!!.

Conversión de los 3,000 - Día de Pentecostés - Hechos 2:38

Así que, los que recibieron su palabra fueron bautizados; y se añadieron aquel día como tres mil personas.

Imagínese!, 3000 (tres mil) personas! En un solo día, gentes de todas las naciones escucharon el evangelio de Cristo Jesús y se bautizaron alrededor de 3000 personas.

A esta multitud que decidió aceptar al Señor, y entregarse a El, no se le impuso tomar algún curso, ni se le sugirió que mejor esperara un tiempo, para que entendiera mejor esta “nueva religión” y luego participar del bautismo.

La palabra implica que el mismo Juan “el bautista” bautizaba el mismo día después de haber anunciado al pueblo que se arrepintieran de sus pecados. 

Marcos 1:5 y Mateo 3:5-6

5- Y salía a él Jerusalen, y toda Judea,  y toda la provincia de alrededor del Jordán.

6- Y eran bautizados por él en el Jordán, confesando sus pecados.

Yo se que existe la preocupación de que el creyente se apresure a hacer algo que no entiende, y luego de hacerlo se retire de la iglesia o continúe viviendo en el mundo como antes.  La realidad es que la persona que acepta a Jesús y decide bautizarse, por lo general, lo hace sabiendo que tiene que servir a Dios, que tiene que entregarse a El y perseverar, no fallarle.  Esto se debe a que como dice la palabra: la palabra de Dios, el Espíritu de Dios ha tocado a esa persona y como espada de dos filos ha penetrado hasta los tuétanos de los huesos de ese ser.  Aparenta ser que los predicadores y pastores de nuestros días dudan de la efectividad de la palabra de Dios, del trabajo que ya ha empezado a hacer Dios en ese creyente. 

Cual es la excusa más común por la cual la gente que visita nuestras congregaciones frecuentemente no se entrega a Jesús?

Repuesta: porque todavía no se sienten listos, decididos a entregarse por completo a Cristo!!

Si la persona nos muestra que entiende lo que está haciendo, que posee un estado mental bueno, claro está, no un borracho o endrogado, y que quiere hacerlo, nosotros no tenemos ninguna autoridad para impedir el bautismo de esta persona.  Como dijo el Eunuco, ¿Qué impide que yo sea bautizado? 

Lo que debemos hacer es asegurarnos de que la persona entienda lo que va a hacer, explicarle el plan de salvación y hacerle ver la importancia de perseverar en el camino de Cristo, así como lo hizo Felipe con el Eunuco.  Luego confiar en esta gran verdad:

Filipenses 1:6

Estando persuadido de esto, que el que comenzó en vosotros la buena obra, la perfeccionara hasta el día de Jesucristo.

I Pedro 5:10

Mas el Dios de toda gracia, que nos llamo a su gloria eterna en Jesucristo, después que hayáis padecido un poco de tiempo, El mismo os perfeccione, afirme, fortalezca y establezca.

Ahora, no es que le dejemos todo a Dios, sino que la iglesia también ponga de su parte para sostener a ese nuevo hermano.

Todo predicador del evangelio de Cristo tiene que entender la siguiente enseñanza:

Lucas 8:4-8

Parábola del sembrador

(Mt 13.1-15,18-23; Mc 4.1-20)

4 Juntándose una gran multitud y los que de cada ciudad venían a él, les dijo por parábola:

5 «El sembrador salió a sembrar su semilla; y mientras sembraba, una parte cayó junto al camino, fue pisoteada y las aves del cielo se la comieron.

6 Otra parte cayó sobre la piedra y, después de nacer, se secó, porque no tenía humedad.

7 Otra parte cayó entre espinos, y los espinos que nacieron juntamente con ella la ahogaron.

8 Y otra parte cayó en buena tierra, nació y llevó fruto a ciento por uno».

    Hablando estas cosas, decía con fuerte voz: «El que tiene oídos para oir, oiga».

De manera, que el hacer que la gente espere meses para recibir el bautismo no asegura, no garantiza que el creyente permanezca fiel.  De hecho, no importa cuanto conocimiento usted consiga, usted está y seguirá estando expuesto a caer.  Por esto nos manda el Señor a velar en todo tiempo y a mantenernos en comunicación con El, lo cual se va enseñando al creyente mientras va madurando.

En conclusión, el bautismo es parte vital del plan de salvación de Dios, y sin este no hay salvación, al menos que Dios tenga misericordia del creyente y decida no tomar en cuenta la gran falta de no haber cumplido sus mandamientos.

Muchos enseñan la salvación del alma basándose en algunos versículos que muestran solo uno de los pasos para lograr la salvación.  Basarse en textos como estos es tomar las enseñanzas de Jesús a medias.

Una aclaración: no quiero enseñar que el hombre se salvará a través del bautismo solamente, no, hay otros pasos a dar, los cuales detallamos en los siguientes párrafos.  Nuevamente enfatizamos…….  Sin bautismo no hay salvación, al menos que a Dios le plazca salvar a quien no haya cumplido con este.

La Iglesia De Cristo anuncia el plan de salvación de Dios:

1- Arrepiéntete de tus pecados.

(Hechos 17:30)

 Pues bien, Dios pasó por alto aquellos tiempos de tal ignorancia, pero ahora manda a todos, en todas partes, que se arrepientan.

2- Cree y Confiesa a Jesús – Reconócelo como Señor y Salvador.

Romanos 10:9,10

Que si confiesas con tu boca que Jesús es el Señor, y crees en tu corazón que Dios lo levantó de entre los muertos, serás salvo.

10 Porque con el corazón se cree para ser justificado, pero con la boca se confiesa para ser salvo.

3- Bautízate para lavar o perdón de tus pecados.

Marcos 16:16

El que creyere y fuere bautizado, será salvo; mas el que no creyere, será condenado

Hechos 2:38

Arrepiéntanse y bautícese cada uno de ustedes en el nombre de Jesucristo para perdón de sus pecados --les contestó Pedro--, y recibirán el don del Espíritu Santo.

Hechos 22:16

Ananias le dice a Pablo:

Ahora, pues, ¿Por que te detiene?, levántate y bautízate, y lava tus pecados, invocando Su nombre.

4- Obedece y persevera.

Romanos 16:26

Pero que ha sido manifestado ahora, y que por las Escrituras de los profetas, según el mandamiento del Dios eterno, se ha dado a conocer a todas las gentes para que obedezcan a la fe,

******* Lo que ha sido manifestado es el evangelio de Cristo Jesús. ********

Apocalipsis 3:11-12

11- He aquí, yo vengo pronto; reten lo que tienes, para que ninguno tome tu corona.

12 – Al que venciere yo le haré columna en el templo de mi Dios; y nunca más saldrá de allí…....

Apocalipsis 3:5
El vencedor será vestido de vestiduras blancas, y no borraré su nombre del libro de la vida, y confesaré su nombre delante de mi Padre y delante de sus ángeles.

Espero que este estudio haya sido suficiente para ayudar al entendimiento del bautismo de Cristo Jesús.  Si existe cualquier pregunta que aquí no ha sido contestada en cuanto a este tema, por favor enviarla a la dirección electrónica:

melvinvasquez@iglesiadecristovive.com

Que Dios te bendiga con la sabiduría de los alto!.

 

Iglesia De Cristo

2855 University Avenue, apt. LB

Bronx, NY 10468

718-413-3730

 

Horario de servicios

Domingo 10:00 am ( Estudio de la palabra y culto a Dios )

Martes 7:30 pm ( Adoración y Estudio de la palabra )

Viernes 7:30 pm (Primer Viernes del mes, noche de oración y alabanzas)

PortalReportesDirectorio de fotosSugerenciasContáctanosNuestra Historia

IGLESIA DE CRISTO VIVE - New York, USA - 2005, 2008 

-