Iglesia De Cristo VIVE - Estudios

2855 University Avenue, apt. LB, Bronx, NY 10468

 

                                 PortalReportesDirectorio de fotosSugerenciasContáctanosNuestra Historia
Nuestros Servicios
Estudios
Eventos
Noticias
Acceso/Login
Pida la oración
Alabanzas

Sitios en el internet que vas a nesecitar:

 

 

El Ayuno

  • ¿Qué es el ayuno?
  • ¿Debemos nosotros como cristianos ayunar hoy dia?
  • ¿Cuan frecuente debemos ayunar?
  • ¿Cual es el verdadero ayuno?
  • ¿Debemos tener algún propósito al ayunar?
  • ¿Hay alguna bendición cuando se practica el ayuno?
  • El ayuno, ¿algo personal?, ¿privado?
  • ¿Es bíblico practicar el ayuno en grupo?
  • Ayunar o estar en ayuna, ¿Cual es la diferencia?

Es de gran importancia que el cristiano analize y entienda el tema del ayuno ya que, con frequencia, algunos enseñan extremos en cuanto a esta práctica. 

Algunos enseñan que no se practique para nada el ayuno porque no es necesario y porque dicen que no figura como mandato para el cristiano de hoy.  Otros enseñan el ayuno a travez de la imposición de este, llevando a muchos a hacerlo en contra de la voluntad, de aquí que el resultado es un sacrificio de indispuetos, sin sentido ni propósito.

También, encontrarémos que algunos estan de acuerdo con el ayuno y lo ven como algo positivo, pero nunca, NUNCA, lo recomiendan a la iglesia.  Nunca se les escucha hablar acerca de los beneficios espirituales de este.  Es como si supieran que es bíblico, que es un mandamiento, que los primeros cristianos fueron bendecidos a travéz de este, pero prefieren callar y no someterse a este tipo de práctica, predicando así, a travez de su silencio, en contra del ayuno.

¿Qué es el ayuno?

Según el diccionario de la real academia de la lengua española, el ayuno se define como abstenerce de toda comida y bebida. 

En términos bíblicos, el significado es lo mismo pero va acompañado de algo más que lo hace una práctica especial: lo que acompaña el ayuno bíblico es la humillación del ser de una manera espiritual y física (Isaías 58:3), es el reconocimiento de que somos nada ante Dios, que de El dependemos, no de alimentos, y que Dios es el único digno de gloria, honra y alabanza.  Por esto entonces dejamos todo, se hace una entrega total del ser, apartandose de gustos o placeres y más bien dedicándose a las buenas obras que agradan a Dios (Véase Isaías 58:5-7).  Durante el ayuno, el cristiano reconoce que no solo del pan vivirá el hombre sino de toda palabra de Dios (Lucas 4:4), y que nuestra comida es hacer la voluntad de Dios (Juan 4:31-34) 


¿Debemos nosotros como cristianos ayunar hoy dia?

Definitivamente SI.  Los cristianos estamos llamados a imitar a Jesús y a ciertos siervos como a Pablo, Timoteo y otros que fueron fieles imitadores del Señor, quienes se humillaron a travéz del ayuno, para agradar a Dios.  La biblia nos muestra numerosos ejemplos de siervos de Dios que ayunaron, incluyendo al mismo Jesús (Mateo 4:2 Ayuno de Jesús, Hechos 13:1-3 Ayuno de la iglesia, Hechos 14:23 Ayuno de la iglesia, Lucas 2:36-38 Ayuno de Ana, la profetiza, Ester 4:16 Ester ayuna).  Estos ejemplos los encontramos tanto en el antiguo testamento como en el nuevo, más en ninguna parte de la biblia encontrarémos mandamiento para que cese esta práctica.  Todo lo contrario.

Algunos dirán que no tenemos mandamiento para hacerlo, pero en realidad sí lo hay!

En una ocación, Jesús se dirijió a sus discipulos diciendo: “Pero este género no sale sino con oración y ayuno.”, Mateo 17:21 y Marcos 9:29, ya que los discipulos estaban faltos de preparación espiritual y de fé, y no pudieron liberar a un endemoniado.  Note que Jesús manifiesta que tenemos que ayunar y orar si queremos tener éxito en nuestras luchas, que, a propósito, no tienen que ser con demonios necesariamente.  Jesús aquí nos manda a ayunar.

También, en una ocación, el apostol Pablo mandó lo siguiente:

“Por tanto, os ruego que me imitéis” (1 Corintios 4:16-17, 1 Corintios 11:1, 2 Tesalonicenses 3:7, Filipenses 3:17). 

Pablo mismo ayunó durante su servicio a Cristo aquí en la tierra (Hechos 13:1-3, Hechos 14:23), y al mandarnos a imitarle, nos manda a que también ayunemos.  El ayuno aquí viene a ser un mandato indirecto! 

En 2 Corintios 11:27, Pablo habla de sus muchos ayunos durante su servicio a Dios.  Nótese que menciona ambas cosas: “pasar hambre y sed” y “estar en ayuno”, dos cosas diferentes! (vease la diferencia más abajo en este documento, bajo :” El ayuno y estar en ayuna, ¿Cual es la diferencia?”

También dice Pablo: Porque yo recibí del Señor lo que también os he enseñado..........(1 Corintios 11:23) De manera que si Pablo enseñó el ejemplo del ayuno, lo hizo porque lo recibió del Señor.  Sería absurdo pensar que no fué así ya que estaría Pablo siguiendo sus propios pensamientos o costumbres.


¿Cuan frecuente debemos ayunar, y cuantas veces?

No existe especificación o mandamiento en cuanto a cuán frequente debemos ayunar.  La palabra simplemente nos enseña que debemos hacerlo (Mateo 4:2 ) y que es de gran beneficio (Mateo 6:15).  Podemos decir que el Señor dejó esto a nuestra voluntad en cuanto al tiempo o cantidad de veces se refiere.  Comparándolo con la ofrenda para los santos, se deja a la decisión del corazón de cada cual, de los ánimos de cada cual, de la disposición de cada cual ( 1ra Corintios 16:1) , ya que Dios ama al dador alegre (2 Corintios 9:7).  La ofrenda para los santos tiene en sí su dia (primer día de la semana) pero no es obligatoria, ni exige cantidad, ya que Dios no obliga en cuanto a esto si no que espera un corazón dispuesto y alegre al dar. 

También podemos comparar el ayuno con la oración: no hay horas, dias o fechas para esta sino que se nos manda a orar en todo tiempo, y a orar sin cesar.  De esta manera, Dios espera que le seamos fieles, repito, a travéz de un corazón que hace las cosas porque se dispone, porque éstas salen de él y no por una mera obligación.

Recordemos que el ayuno no debe ser impuesto, sino más bien recomendado para ser practicado por los que quieran cuando les sea posible.  Esto es porque, aunque el Señor lo mandó, El no exigió tiempo ni lugar ni cantidad.

Ahora, yo le recomiendo, que aunque tengamos esta libertad, trate siempre de apoyar a la iglesia cuando se convoque ayuno.  Esfuerzate y se valiente! Te pide Dios.  


¿Cual es el verdadero ayuno?

El verdadero ayuno no es solamente apartarse de comida y placeres buscando agradar a Dios, sino también ofrecer un corazón humillado, arrepentido, reconocedor de que no sólo de pan vivirá el hombre (Lucas 4:4).  Es ofrecer un corazón dispuesto a hacer buenas obras, que busca complacer a Dios y no a uno mismo como lo indica Isaias 58:3.

Algunos usan a Isaias 58:5-7 erroneamente, afirmando que el verdadero ayuno es solamente visitar a los enfermos, dar albergue, dar comida al hambriento …………………. Que esto es lo que Dios quiere y no sacrificio.  Pero esto no es lo que enseña la palabra.  Si analizamos a Isaias 58, todo el capitulo, verémos que Dios sí quiere el ayuno, pero no un ayuno egoista, que busca complacer a la persona misma que lo practica (Versos 2,3,4), y que ayuna para que otros lo vean (Mateo 6:16-18), sino aquel ayuno que se hace en humilda reconociendo a Dios como lo que es y al mismo tiempo acompañándolo de estas buenas obras como dice en los versículos 6 y 7…….. visitando enfermos, albergando a pobres en tu casa, compartiendo tu pan, predicando, ….…….

Ojalá que nunca veamos el ayuno como alguien lo catalogó una vez :”El ayuno…….eso e’ pasa’ hambre!”.
 

¿El ayunar, se hace con algún propósito? 

Sí.  Todo ayuno debe tener un propósito.  Bíblicamente así se hizo siempre.  Si no hay propósito entonces no es “ayuno” sino más bien “estar en ayunas” que son dos cosas muy differentes (Ver la diferencia al final de este documento). 

En Ester 4:16, Ester pide ayuno con el propósito de que le fuera bien ya que se iva a presentar ante el rey como nadie lo había hecho antes (rompiendo ciertas reglas) y por esto podía hasta morir.

En Hechos 14:23 Pablo ayuna y ora por bendición de Dios para los ancianos que estaban encomendando a las iglesias.

Algunas personas quieren insistir en que el ayuno no tiene propósito, pero si así fuera, entonces Dios no lo aceptaría. 

Analizemos lo siguiente:

¿A caso quiere Dios lo que no tiene propósito o sentido? Definitivamente que NO.

1ra Corintios 14:7-9 Así también vosotros, si por la lengua no diereis palabra bien comprensible, ¿cómo se entenderá lo que decís?.  Porque hablaréis al aire.”

1ra Corintios 13:1 Si yo hablase lenguas humanas y angélicas, y no tengo amor, vengo a ser como metal que resuena, o címbalo que retiñe.

Mateo 6:7 Y orando, no uséis vanas repeticiones, como los gentiles, que piensan que por su palabrería serán oídos.

Podemos concluir entonces, despues de estas importantísimas citas bíblicas, que Dios no se complace en cosas sin sentido, por tanto no las acceptaría ni las pediría.
 

¿Hay alguna bendición cuando se practica el ayuno?

Sí. 

Mateo 6:

16 »Cuando ayunéis, no pongáis cara triste, como los hipócritas que desfiguran sus rostros para mostrar a los hombres que ayunan; de cierto os digo que ya tienen su recompensa.

17 Pero tú, cuando ayunes, unge tu cabeza y lava tu rostro,

18 Para no mostrar a los hombres que ayunas, sino a tu Padre que está en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público.

Cada vez que leemos de algun ayuno en la biblia, encontramos que este era seguido por una bendición, claro, siempre y cuando aquellos que ayunaron buscaban de verdad a Dios y el ayuno se haciera como manda la palabra especialmente en Isaias 58.  Uno de los ejemplos donde no hubo bendición fue cuando el rey David oró y ayunó por su hijo quien al final murió.  Pero esto fué permitido por Jehová como castigo a David quien había matado a Urías, uno de sus militares, poniéndolo en frente de la batalla, con el propósito de robarle la mujer, Betsabé.  2 Samuel 11:1

Tengamos en cuenta que a veces podrémos ayunar y orar por cosas no convenientes, más nuestro Padre sabe que es lo bueno o malo para nosotros.  Por tanto, es bueno que entendamos bien por qué propósito oramos y ayunamos.
 

El ayuno, ¿algo personal?, ¿privado? 

Cuando uno ayuna, debe hacerlo entre uno y Dios, segun las escrituras (Mateo 6:16), porque Dios no se complace cuando salimos a publicar que estamos ayunando.  En este caso, el ayuno dejaría de ser entre Dios y uno que lo practica, y se convertiría en algo para gloria y complacencia de uno mismo, ya que los demas verían en uno a alguien supuestamente muy “religioso y dedicado”.  Pero Dios no esta de acuerdo con esta actitud.  La palabra nos enseña que lo que hace la mano izquierda no lo sepa la derecha.  Por lo tanto, no es correcto andar hablando de que estamos en ayuno.

Ahora, algunos toman estas calificaciones (personal y privado) para enseñar que el ayuno no puede ser practicado entre varios hermanos sino solo entre uno y Dios.  Es un error pensar de esta manera, porque el ayuno sí puede ser practicado en grupo.  Contestaré este punto a continuación bajo la pregunta: ¿Es bíblico practicar el ayuno en grupo?
 

¿Es bíblico practicar el ayuno en grupo?

Sí.  La palabra nos da ejemplo de esto:

  • Hechos 13:1-3 En Antioquia habian maestros y profetas: Bernabe, Simon, Lucio, Niger........ ministrando al Senor y ayunando dijo el Espiritu Santo..... apartame a Bernabe y a Saulo para la obra....
  • Hechos 14:23 Y constituyeron ancianos en cada iglesia.... habiendo orando con ayuno los encomendaron...
     

El ayuno y estar en ayuna, ¿Cual es la diferencia?

Lamentablemente, hoy día algunos enseñan que el ayuno es un efecto y no una causa, o sea, hago algo para Dios y por la dedicación mia a esto que estoy haciendo, que puede ser predicar, visitar enfermos, trabajar en el local de la iglesia, y así por el estilo, se pasa el tiempo, se me olvida comer y entonces resulta esto en “ayuno”, un resultado o efecto de tanta dedicación.

En realidad, esto sería estar en ayuna, no en ayuno!  Una persona esta en ayuna cuando, debido a ocupaciones o enfermedad no ha comido nada durante el dia.  Por esto escuchamos a cualquiera que a veces dice: “Estoy en ayuna.  No he podido comer nada en todo el dia”.

Ahora, estar en “ayuno” es planear con tiempo el no ingerir alimentos con un propósito, a travéz de lo cual se busca una bendición y al mismo tiempo agradar a Dios.  Por lo tanto, el ayuno resulta en una causa, algo que se hace con propósito.  Vease la definición de ayuno bajo las secciones “¿Qué es el ayuno?” y “¿Debemos tener un propósito al ayunar?”, en el comienzo de este documento. 

Espero que la explicación de estos puntos sobre el practicar el ayuno te ayude.  Si tienes alguna pregunta en cuanto a lo que aquí expreso, puedes dejarmelo saber a travez de nuestra página de internet, iglesiadecristovive.com, o escribieviendome a melvinvasquez@hotmail.com. 

En Cristo,

Melvin Jafet Vásquez

 

Iglesia De Cristo

1710 Bronxdale Avenue

Bronx, NY 10462

Tel.:  646-727-7279

Fax.: 646-727-7308

 

Horario de servicios

Domingo 11:00 am ( Estudio de la palabra y culto a Dios )

Martes 8:00 pm ( Adoración y Estudio de la palabra )

Viernes 8:00 pm (Primer Viernes del mes, noche de oración y alabanzas)

PortalReportesDirectorio de fotosSugerenciasContáctanosNuestra Historia

IGLESIA DE CRISTO VIVE - New York, USA - 2005, 2007